Top

Proyectos: Paisajes de juego, Parque Castellar-Oliveral | HDH Arquitectos

El juego es un acto de espontaneidad, que por tanto, requiere libertad para poder desarrollarse. Es creación en streaming, un episodio donde un ámbito u objeto cualquiera se transforman en otra cosa diferente, a través de la imaginación o la ensoñación. Este mundo paralelo, casi virtual, se basa así en un soporte físico para construir esa nueva realidad que posibilita un sinfín de sensaciones o sentimientos. Poder provocar la aventura, el susto, la revuelta, el ánimo, la emoción, el límite, lo inimaginable…, basándonos en una dimensión que podemos ocupar: ésa es la magia de jugar. El juego es una apropiación de lo físico para llevarlo un plano más allá. Y esa apropiación construye ciudad. “El espacio público: La ciudad, la calle y la plaza, son el soporte de nuestras actividades, el lugar donde se produce todo el complejo social. […] Según el filósofo e historiador Johan Huizinga, el juego cumple una...

El juego es un acto de espont...

Read More

La fortaleza

[caption id="attachment_2495" align="alignnone" width="560"] © Ana Asensio[/caption]   A veces, cuando en tu lejanía crujen las murallas y se abren fisuras en los adarves, y en mi castillo ambulante cae la guardia en un sueño inevitable, a veces, cada tres lunas, nos desnudamos al paisaje. Sin nada. Sin nadie. Para poder tocar la punta de los dedos, y construir en una palabra, un cifrado mensaje, un jardín interminable.   [caption id="attachment_2494" align="alignnone" width="560"] © Ana Asensio[/caption]   Texto: Ana Asensio Rodríguez / Fotografía: Ana Asensio Rodríguez / Fecha: 17 jul 2015...

[caption id="attachment_2495" ...

Read More

La calle: el sentido de su historia [Parte 2]

Hace unas semanas inauguramos “ideas seleccionadas” con un fragmento de La calle: el sentido de su historia, un pequeño texto de Joseph Rykwert escrito a finales de los 70. Pudimos ver cómo Rykwert propone un planteamiento crítico sobre qué es la calle, en qué consiste su esencia, su “core“. Para ello realiza un estudio semántico de las dos palabras utilizadas en inglés para referirse a la calle, street, cuya raíz hace referencia a la dimensión construida de la calle, y road, referida al movimiento y al transporte.

En los ensayos de Rykwert es bastante común encontrar este tipo de reflexiones, centradas en el significado profundo de las palabras, de los dioses clásicos o de las cosmogonías. Lo preparan a uno para el siguiente movimiento que suele hacer este autor: Un bombardeo de ejemplos arqueológicos y antropológicos que apoyan las raíces semánticas ya estudiadas. En el caso de la calle, los ejemplos van referidos a una idea aún más sintética, el sendero, la vereda, un camino que es difuso, incluso invisible si no lo conocemos de antemano. De este modo se busca el origen del acuerdo social que da lugar a la calle, el “origen del origen”.

La calle: el sentido de su historia [Parte 1]

Bienvenidos a “Ideas seleccionadas”, subsección de “Fragmentos” donde buscaremos reflexiones escritas merecedoras de ser puestas sobre la mesa. Textos de autores tanto clásicos como contemporáneos capaces de generar un debate actual, que no podríamos transcribir directamente. Aparecerán siempre acompañados de una pequeña introducción y una conclusión propia, con el ánimo de pasaros el testigo a vosotros, lectores, para continuar la conversación. Los criterios de selección serán dos: Primero, textos que aporten ideas claras, contundentes. Segundo, que sean lo suficientemente evocadores como para ser leídos frente a una botella de vino y una tertulia estimulante.

En esta primera ocasión vamos a arrancar con dos fragmentos de “La Calle: el sentido de su historia”, del  historiador de la arquitectura Joseph Rykwert. Rykwert, nacido en Polonia en 1926 y formado como arquitecto entre la Bartlett School of Architecture y la Architectural Association, es mundialmente conocido por libros como “La casa de Adán en el paraíso” o “La idea de ciudad: antropología de la forma urbana en el mundo antiguo.” En estos libros, Rykwert se distingue por poner en duda la historiografía y buscar el origen de las cosas. De las palabras, de las costumbres, de las formas, de las ciudades, de la arquitectura…

En “La calle: el sentido de su historia”, se aplica esta misma lógica a la calle. ¿Cómo se supone que es una calle? ¿Qué se espera de ella? ¿Cuál es su esencia? ¿Cuál su origen?

Cultura Colectiva / Artículo “Ana Asensio: la poesía de la imagen”

La gran web latinoamericana Cultura Colectiva ha didicado un artículo al trabajo fotográfico realizado en los últimos años por Ana Asensio, fundadora de AAAA mafazine. Sin más, compartimos dicho artículo, cuyo original podéis visitar aquí. A continuación, el texto completo por Luz Espinosa de Cultura Colectiva:

El diseño arquitectónico es, como en la poesía, un juego de palabras que debe rimar, asombrar y “humanizar la naturaleza mecánica de los materiales”. Por eso, Frank Lloyd Wright afirmaba que un arquitecto “debe ser un gran poeta”, pero cuando a esta técnica se le suma la fotografía, esa capacidad de contar historias a través de imágenes, las narraciones visuales tienen el poder de crear la realidad de un mundo privado.