Top

Arte y Arquitectura: El trabajo de Cole Gerst "Buckminster Fuller. Poet of Geometry"

A todos nos provocan fascinación las cúpulas geodésicas. Estos poliedros generados a partir de los sólidos platónicos adquieren una imagen ingrávida, casi suspendida en el aire y el tiempo. Se relacionan íntimamente la geometría sagrada al constituirse por pentágonos, figura cargada de simbología.

A pesar de su apariencia futurista, las primeras cúpulas geodésicas datan del siglo XIX, como constata el ejemplo que encontramos en el Palacio Imperial de China en la Ciudad Prohibida de Beijing. Pero el padre por antonomasia de este tipo de estructuras siempre será Richard Buckminster Fuller, al cual se le concede su patente en 1954 después de décadas de investigación sobre los principios de su construcción. Este arquitecto americano, teórico, escritor y autor de más de 30 libros, diseñador e inventor, logró deslumbrar al mundo con su gigantesca cúpula de 76 metros de diámetro para la Exposición Internacional de Montreal.

Hoy, el escritor y diseñador Cole Gerst, celebra su admiración hacia esta mente desbordada, trayéndonos a todo color su obra, y dotando a esas fotografías en blanco y negro de siempre, del carácter futurista que el inventor americano merece.

Bosques De Luz / José Manuel Ballester

Tiempo. Luz. Espacio. Ésa es la esencia y clave de esta obra de José Manuel Ballester, que se expuso la Tabacalera | Espacio Promoción Del Arte. En ella se recopilan medio centenar de fotografías fruto de ocho años de trabajo del artista madrileño, pintor y fotógrafo, distinguido con el Premio Nacional de Fotografía 2010 por su trayectoria y su personal y sensible lectura del espacio arquitectónico cualificado por la luz.

Exposición "Biblioteca De Babel XI" / José Ignacio Díaz de Rábago

La relación entre la literatura y la arquitectura siempre ha estado cargada de imaginación y casi misticismo. Desde que nuestro mundo existe, se ha utilizado la narrativa para describir espacios, edificaciones y ciudades, reales o imaginarias, tangibles u oníricas, arquitecturas de papel que toman forma palabra tras palabra. Recíprocamente, la arquitectura responde con la creación de los grandes espacios contenedores de saber y serenidad: Las bibliotecas.

Esta dualidad se funde en la obra de José Ignacio Díaz de Rábago, instalación que recrea con ingrávidas estructuras formadas por libros el cuento La biblioteca de Babel, de Jorge Luis Borges. Este cuento especula sobre un universo formado por una biblioteca eterna, preexistente al hombre y que contiene todos los libros de dicho universo ordenados arbitrariamente, desarrollando como tema fundamental del relato el nivel de desorden y de confusión que acecha todo intento de imponer normas a la creatividad humana.

Arte y Arquitectura: Billion / Vincent Kohler

La fractura que existe entre el estado natural de las cosas, y cómo llegan a nosotros en forma de producto, es a veces dramática. El proceso de transformación de uno a otro es en muchas ocasiones el gran desconocido, el olvidado, a pesar de que puede estar cargado de belleza.

Tomar ese proceso, y suspenderlo en el tiempo, buscando cualificar estéticamente la morfología de los elementos: esto fue lo primero que me dibujó en la mente la obra del suizo Vincent Kohler.

Calle de Larache, Marruecos © Ana Asensio

Arquitectura Popular: La verdadera arquitectura sustentable

Que el origen de la Arquitectura fuera el cobijo es algo que nadie duda. Encontrar un lugar en el que guarecerse de la intemperie, de las inclemencias y los peligros, fue el primer paso de un largo camino. De esta manera, se puede decir que una característica inherente a la arquitectura entendida como hábitat, además de la funcionalidad, es el fácil acceso a ella. El hecho de utilizar materiales cercanos, de fácil acopio, y rápida construcción es, simplemente, de lógica. El germen de toda construcción será buscar mecanismos sencillos para, con esos materiales, cumplir un objetivo: ampararse.

Este concepto en principio tan básico hoy parece haberse olvidado por completo. La arquitectura convencional separa dramáticamente estructura y envolvente, interior de exterior, construcción de paisaje. Esto complejiza el proceso constructivo, lo encarece y lo aleja de sus objetivos básicos. La tendencia de estas edificaciones no es plantear soluciones para problemas (o mejor dicho, situaciones) existentes, sino plantear problemas a los que hay que buscarle solución.

Hasta el desarrollo profundo de la técnica, la sabiduría generacional, observación y experimentación, fueron la base de toda disciplina. Hoy recae sobre ella una acepción despectiva, relegada a segmentos “poco desarrollados” de la sociedad. En el campo de la construcción, a la Arquitectura Popular o Tradicional se le relaciona directamente con pobreza, escasez de recursos o atraso.

Incluso hemos inventado conceptos ambiguos que están en boca de todos, más acordes con una sociedad moderna y emprendedora; palabras como “bioclimático”, “sostenibilidad”, o “bioarquitectura”… ¿qué son exactamente?

¿Acaso no es esencia de la arquitectura el tener en cuenta las condiciones climáticas?, ¿el aprovechar los recursos?, ¿el dotar de habitabilidad un espacio?